PRESILLAS (o pasacintos)
 
Cuando te pongas tus jeans no lo hagas tirando de las presillas. Éstas piezas están para sostener un cinturón, no para ejercer fuerza.
Acomodá siempre los jeans desde la cintura, una parte mucho más fuerte que no sufrirá cuando tires.
 
 
 
Si bien las áreas con roturas y desgastes están diseñadas para ir creciendo y desgastándose con el uso, hay que tener cuidado cuando te los pongas o te los saques para evitar rasgaduras exageradas y prematuras.
 
 
LAVADO
 
Es importante limitar la cantidad de lavados para prolongar su vida.
 
Lavá las manchas de forma individual siempre que sea posible, para no someter a los jeans a lavados innecesarios.
 
Cuando necesites lavarlos, te recomendamos:
 
  • Colocar la prenda en el lavarropas del lado del revés así ayudar reducir el deterioro que produce el jabón.
  • Lavar con agua fría y poca cantidad de jabón posible (preferibles el líquido ya que el polvo tiende a dejar manchas blancas en telas gruesas y nunca usar blanqueadores).
  • Lavar con prendas de colores similares ya que puede desteñir en los primeros lavados.
  • En caso de lavar a mano, hacerlo también del lado del revés y no retorcer con fuerza ya que así se romperán las fibras.